cartaz a arte de sanar. cartaz da arte de sanar com as mãos

 

LEMA DO ANO 2015

ENCONTRO, ENCONTRAR-SE.

ENCUENTRO, ENCONTRARSE.  LEMA DEL AÑO 2015

El solsticio de invierno, cuando la noche se hace más larga, es el momento en que comienza el año oracular: un ritmo anual oracular que ha sido creado en la Escuela Neijing, y que está marcado por el oráculo del I Ching. Así, cada año está –bajo nuestro punto de vista- en una sintonía especifica. Ayer, día 21 de Diciembre de 2014, culminaba el año del Consenso y daba comienzo el año del Encuentro, del Encontrarse.

 

Este lema tendrá una influencia sobre cada uno de nosotros, y sobre las circunstancias que nos rodean. Hoy queremos reflexionar sobre qué va a implicar ese Encuentro y ese Encontrarse en lo femenino.

Lo primero que nos inspira el aroma de este lema es ese ENCONTRARSE: la posibilidad de que lo femenino se pueda encontrar a sí mismo. Lo cual, es uno de los objetivos de nuestra labor desde que Inspiración Femenina comenzó su andadura. Quizá este año sea favorable para que se produzca ese encontrarse de lo femenino, ese darnos cuenta de quienes somos, de cómo somos, de cuales son nuestras vocaciones espirituales y emocionales, y, en consecuencia, empecemos a abandonar los viejos y estériles modelos de mujer que hemos estado vistiendo durante siglos.

Ese encontrarse de lo femenino quizá implique, también, un abandono progresivo de la masculinización, pues ésta ha supuesto –y supone- un desencuentro permanente con la naturaleza de lo que somos.

Sin duda, cuando un ser se encuentra consigo mismo y se identifica, puede empezar a darse el encuentro con los otros. Esa es la segunda inspiración que nos sugiere este lema: EL ENCUENTRO. Quizá este año no sólo sea el momento propicio para que nos encontremos con nosotras mismas, sino para que se produzca el encuentro con el masculino. Después de años y de siglos de guerra de sexos y de desencuentro de géneros, parece que el Universo se dispusiera y nos brindara las condiciones propicias para el encuentro. Y no podríamos esperar menos, después del año del Consenso. Quizá el año del Consenso ha sido el preámbulo necesario para que el Encuentro pueda producirse.

Creemos, desde la Inspiración Femenina, que el encuentro entre lo masculino y lo femenino implica grandes dosis de respeto. En vez de gastar energía en tratar de entendernos, usémosla en respetarnos. Quizá ése sea el mejor medio para encontrarnos.

El hecho de que las condiciones celestes sean las favorables, no significa que vaya a ser fácil, sino que es el momento adecuado. Para que se dé ese encuentro y ese encontrarse hace falta una evolución, un salto, y, sobre todo… una búsqueda. Recuerden que para encontrar algo… primero hay que buscarlo.

 

Así pues, abracemos este año con el entusiasmo y las ganas de quien busca, y con la fe de quien sabe que… a fin de cuentas, no somos nosotros los que encontraremos sino que nos encontrarán.